Guía del buen líder para generar equipos exitosos en una nueva realidad.

Guía del buen líder

Con la llegada de la nueva normalidad o mejor dicho nuestra nueva realidad, muchas empresas y cabezas de áreas se han enfrentado a cuestionar una de las competencias fundamentales para la estabilidad de cualquier organización: “el liderazgo”. Un entorno que cambió de la noche a la mañana nos llevó a preguntarnos ¿qué tan buenos líderes somos? , ¿cómo colaborar a distancia, qué espera de mí el equipo?, ¿cómo ser capaz de motivarlos ante circunstancias inciertas?, ¿cómo lograr llevar un balance en la vida personal, brindando resultados tangibles? Y a pesar de que el liderazgo no es un tema nuevo, hoy nos reta a un contexto completamente diferente y por ello queremos presentarte los elementos que no pueden faltar en un liderazgo efectivo:

  • Mira más allá: Sugerimos ver el liderazgo más allá de una definición y posición jerárquica, pues, aunque estos aspectos son importantes no serán los que hagan la diferencia. Podemos ver el liderar como la capacidad para motivar, incentivar y entusiasmar a otros para el logro de un reto o resultado en común, logrando que las personas hagan y disfruten haciéndolo. La productividad y la efectividad será el resultado de un equipo que disfruta lo que hace.  
  • Comunicación: Es vital generar un canal abierto y bidireccional, el líder deberá ser claro, honesto y transparente con la información que transmite a sus colaboradores y esto generará que su equipo se comunique de la misma forma. Saber escuchar y preguntar te brindará información de mucho valor en tu equipo de trabajo. Dentro de tu lenguaje busca que tu mensaje sea claro, preciso, oportuno y congruente, esto hará que el equipo se sienta identificado y comprometido.   
  • Motivación: Un líder motivado y motivador es fundamental para cualquier organización, el mejor líder es el reflejo de lo que busca en su equipo de trabajo. No pierdas de vista tu actitud, pues será imprescindible en el ambiente y los resultados de tu equipo. Te sugerimos que puedas pensar en el mejor líder que hayas tenido, recuerda cómo te trataba y cómo te sentías ante su presencia, ahora piensa en lo que reflejas a tu equipo. Realizar este ejercicio te permitirá identificar tus aciertos, áreas de oportunidad y el estilo de liderazgo que quieras desarrollar generando mejores estrategias para motivar a tu equipo.    
  • Empatía: Muestra verdadero interés en la realidad de cada uno de tus colaboradores, permitirá crear relaciones de calidad y por supuesto compromiso. Involúcrate con tu equipo, dedícales tiempo, compréndelos y conócelos. No se puede liderar únicamente desde lo racional, es importante entrar en contacto contigo mismo para poder entrar en contacto con los demás. Diles que estás con ellos y te importan, identifica quienes son los que están más aislados y acompáñalos para poder integrarlos. Recuerda tener estas conversaciones de manera recurrente para generar un vínculo efectivo y atemporal.   
  • Flexibilidad: Vivimos en una realidad cambiante, en donde las circunstancias, nuevos contextos, medios y personas exigen adaptabilidad. Continúa preparándote y preparándolos, mantenerte abierto a diversas posibilidades hará la diferencia entre equipos de trabajo que generen resultados de aquellos que simplemente no lo logran.
  • Mentalidad de aprendiz: Relacionado con el punto anterior y como comúnmente dicen “nunca se deja de aprender” y en el tema de liderar habrá que mantener una actitud abierta y positiva ante nuevos conocimientos y maneras de hacer las cosas, a veces será tu propio equipo quien te brinde las mejores lecciones o habrá que buscar aquel experto que permita fortalecer tus conocimientos y por ende los de tu equipo. Date la oportunidad de aprender de tu equipo de trabajo a raíz de sus experiencias y vivencias y no solo de la parte técnica. Esto permitirá un proceso constante de crecimiento y vinculación con tu equipo.  
  • Acción: Pieza fundamental en el que convergen los puntos anteriores, llevarlos a la práctica  te permitirá  motivar a tu equipo, mejorar el ambiente de trabajo y recalibrar las estrategias y objetivos generando resultados tangibles. Mantén presente que son sinergias cíclicas y que dependen de múltiples factores.  

 “La gente merece ser seguida por lo que hace y no por una posición”. En Talento VIT buscamos desarrollar y vincular equipos de trabajo alineados a los valores, cultura y objetivos de tu organización.

Un comentario en «Guía del buen líder para generar equipos exitosos en una nueva realidad.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *