10 tendencias de RRHH que marcarán a las organizaciones en 2023

Para el 2023, las organizaciones y los departamentos de Recursos Humanos, tendrán que lidiar con el gran cambio de trajo consigo el trabajo híbrido ya que esta modalidad laboral ha aportado grandes beneficios a los empleados y empresas, sin embargo, con su implementación llegaron algunos problemas que se deberán resolver aplicando cambios estratégicos.

En el año que se avecina, las organizaciones buscarán ser más eficientes y evitar los problemas causados por el Síndrome de Burnout, resultado del estrés laboral; por lo cual será un año dedicado al cuidado de los empleados, tanto en lo que a formación como a bienestar mental se refiere.

En esta ocasión te compartimos 10 trends que marcarán la pauta este 2023.

  • Revalorización de los empleados internos

Debido a las dificultades para encontrar nuevo talento en el mercado laboral, las empresas intentarán revalorizar al máximo los perfiles internos. Por un lado, será necesario adoptar una amplia estrategia para involucrar a los empleados que les permita disfrutar de una experiencia positiva, y, por otro lado, mapear las competencias y trayectorias profesionales para que todos los empleados desarrollen su potencial al máximo. Es fundamental identificar itinerarios formativos para desarrollar el liderazgo de los nuevos directivos y jefes de equipo de la empresa.

  • Cultura empresarial y responsabilidad corporativa

Tras los cambios organizativos que han permitido la difusión del trabajo híbrido, la cultura empresarial también deberá modernizarse. Los trabajadores, especialmente aquellos de las generaciones más jóvenes, son cada vez más conscientes de las cuestiones éticas y de sostenibilidad. Esperan que la empresa se posicione en cuanto a los temas más relevantes y les transmita la seguridad que necesitan. Las empresas que mejor cuiden este aspecto conseguirán una ventaja competitiva en cuanto a atracción y retención.

  • Employer branding

El reclutamiento irá asemejándose cada vez más al marketing y las empresas invertirán mucho en la estrategia de employer branding, adquiriendo la tecnología adecuada que la respalde y creando una fuerte presencia en redes sociales. Para poder aplicar su estrategia, el departamento de RRHH deberá desarrollar nuevas competencias, necesarias para gestionar la página de empleo y las comunidades de candidatos. A cambio, se conseguirá reducir los costes de búsqueda y selección y mejorar los resultados.

  • Remuneración

Dada la elevada inflación, muchas empresas revisarán sus políticas salariales. No solo proporcionando a los empleados un mayor aumento respecto al habitual, sino incluyendo además una paga variable para aquellos que no la tienen y revisando el paquete de incentivos para ayudarles a hacer frente a los problemas actuales.

  • HR Analytics

Ser capaces de seguir y analizar datos de distinto tipo es aún más importante al gestionar una plantilla que no siempre está presente en la oficina. En 2023, muchas empresas harán un uso específico del People Analytics, utilizándolo para respaldar su toma de decisiones. También continuarán desarrollándose las herramientas predictivas basadas en la inteligencia artificial. Asimismo, las empresas deberán contratar o formar a personas con los conocimientos adecuados para organizar e interpretar la gran cantidad de datos relativos al personal.

  • Diversidad, inclusión y pertenencia

Las cuestiones relativas a la diversidad y la inclusión tienen una relevancia cada vez mayor y serán decisivas para el éxito de las empresas, sobre todo porque, con la ampliación del trabajo remoto, la mano de obra es cada vez más internacional. Así pues, estos aspectos deben colocarse en el centro de la estrategia del departamento de RRHH desde la fase de reclutamiento y onboarding. A la diversidad e inclusión, en 2023 se añadirá el tema de la pertenencia, desarrollando en los empleados ese sentimiento que los lleve a trabajar con mayor pasión.

  • Bienestar de los empleados

Cuidar el bienestar físico y mental, pero también económico, de los empleados será una de las principales prioridades de cualquier empresa. Tras dos años de pandemia, muchos empleados han mostrado signos de estrés y desgaste, empezando por los propios miembros del departamento de RRHH. Por ese motivo será necesario revisar los incentivos de la empresa teniéndolo en cuenta y adoptando un enfoque cada vez más personalizado. Las empresas también se verán beneficiadas, ya que numerosos estudios han demostrado que reducir el estrés y el desgaste del personal supone un aumento de la productividad.

  • Trabajo híbrido

En 2022 hemos sido testigos de una ampliación del trabajo híbrido no como moda pasajera, sino como realidad consolidada. El trabajo híbrido se creó como respuesta a la pandemia y ha demostrado claros beneficios a la hora de retener a los empleados y atraer talento. Además, las cifras de productividad obtenidas en 2022 son reconfortantes. Así pues, para seguir siendo competitivas en 2023, las empresas deberán garantizar flexibilidad y proporcionar una mayor estructura al modelo organizativo, revisando la asignación de los espacios físicos, identificando las métricas adecuadas para la nueva configuración y resolviendo problemas como el sesgo de proximidad. Las reuniones importantes, por ejemplo, deberán desarrollarse en modalidad íntegramente híbrida para permitir que todo el mundo participe, esté donde esté. También será necesario redefinir la cultura de la empresa.

  • Consolidación de la desconexión digital

La desconexión digital es uno de los conceptos que también estarán en boca de todos en 2023. Es un aspecto en el que todavía se puede avanzar mucho hasta conseguir que la desconexión digital del empleado sea real y completa y no tenga repercusiones en su retribución o empleo. Una buena planificación horaria debe ser suficiente para poder garantizar la desconexión digital. Este término es, además, muy valorado por el personal de la empresa que lo considera imprescindible para lograr la conciliación entre la vida personal y laboral.

  • Liderazgo más horizontal

El liderazgo tradicional, centrado en un modelo vertical, ha pasado a la historia, pero su sustitución por un sistema más horizontal en el que los empleados jueguen un papel más importante no está siendo sencillo. La empatía, la capacidad de comunicación de las ideas y la habilidad para aprovechar todo el potencial del personal sin imponer ideas y estrategias son las habilidades que se exige a los nuevos líderes. Encontrar personas con estas habilidades blandas y la capacidad necesaria o dotar a los trabajadores ya existentes con estas características es uno de los grandes retos para cualquier departamento de Recursos humanos en 2023.

Para acompañarte este 2023 en el desarrollo y crecimiento de tu organización y de tu equipo de trabajo.En Talento VIT hemos desarrollado una metodología para atraer a los perfiles estratégicos que requiere tu organización a través de soluciones integrales en términos de talento, maximiza tu experiencia en atracción de talento y vincula colaboradores alineados a tu cultura empresarial.

Solicita información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *